Súmate al equipo 2-3

La anticoagulación siempre bajo control


La población general está cada vez mejor informada y se preocupa más por su salud. Conoce por ejemplo la importancia de mantener el colesterol por debajo de 200 o de controlar la tensión arterial. Sin embargo, cuando se habla de anticoagulación, y a pesar de que en España más de 800.000 personas reciben tratamiento, no siempre se conoce cuáles son los niveles adecuados, los riesgos de no alcanzar estos niveles y, lo más importante, se desconoce que existen alternativas que ayudan a asegurar un buen control. Por estos motivos, se ha presentado la campaña ¡Súmate al equipo 2-3! La anticoagulación siempre bajo control, con la que ‘La salud del paciente, por delante’, la Fundación Española del Corazón (FEC) y Bayer buscan concienciar a la población sobre la importancia de la anticoagulación y el buen control de su tratamiento.

Sin embargo, cerca de un 40% de estos 800.000 pacientes no consiguen un buen control con los tratamientos clásicos, los anticoagulantes de la vitamina k. Estas terapias requieren que se monitorice su efecto, al menos una vez al mes, para confirmar que el medicamento funciona como debe, mediante la medición de un indicador llamado INR en un análisis de sangre, y que se ajuste la dosis si este indicador no se mantiene en rango 2-3. Pese a estos controles periódicos, un 16,5% de los pacientes o bien no conocen qué es el INR o no saben cuál es el rango de control óptimo, y el 21,8% no conoce los riesgos que conlleva no estar en rango.

Si los valores de éste índice están por encima de 3 se vincula a un mayor riesgo de sangrado, mientras que si están por debajo del 2 se asocia a un alto riesgo de ictus.

La campaña pretende aunar dos conceptos, el correcto rango de INR, que ha de estar siempre entre 2 y 3, y que si el paciente no lo consigue, acuda al profesional sanitario para preguntar por las alternativas terapéuticas existentes.


La anticoagulación

¿Quién me hace los controles?
¿Qué hacer si no estoy en 2-3?

¿Qué consecuencias puede tener
no tener un INR óptimo?

Anticoagulación y la importancia de un buen control