Actividades y proyectos

COMPROMISOS para la gestión del paciente anticoagulado

El presente documento recoge los COMPROMISOS en cuanto a la gestión del paciente anticoagulado que los profesionales sanitarios que participan en la Red La salud del paciente por delante, en sus diferentes especialidades, consideran que se deben tener en cuenta para vencer barreras y alcanzar el mejor diagnóstico, pauta terapéutica y seguimiento del mismo. En definitiva, se ha considerado recoger en compromisos las pautas de actuación para el grupo de pacientes prioritarios, que son aquellos candidatos a recibir nuevos anticoagulantes orales (NACO), actualmente denominados anti coagulantes de acción directa (ACOD), según el Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.


Consulta el informe completo

18 de noviembre: Día del Paciente Anticoagulado. Por tus derechos, por tu salud, juntos sumamos más.

El 73,7% de los pacientes anticoagulados con tratamiento clásicos no conoce que hay alternativas al tratamiento que recibe. Sin embargo, si tuvieran la posibilidad de cambiar a un tratamiento que fuera igualmente eficaz, pero que no necesitara controles rutinarios, el 78,1% valoraría la posibilidad de hacerlo. Estos son dos de los principales datos que arroja la encuesta a 751 pacientes anticoagulados: ‘Estudio sobre el control, seguimiento y calidad de vida de los pacientes anticoagulados’, llevada a cabo por el Consejo General de Enfermería (CGE) a iniciativa de Bayer y a través de la Red ‘La salud del paciente, por delante’, en el marco del Día del Paciente Anticoagulado, que se celebra mañana bajo el lema ‘Por tus derechos, por tu salud, juntos sumamos más’. Estos datos son especialmente relevantes si se atiende, según explica el doctor José María Lobos, coordinador del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFyC) y coordinador de la Red, a los últimos estudios presentados , que muestran que “más del 40% de los pacientes con fibrilación auricular no valvular tratado con anticoagulantes clásicos en España presenta un mal control de su coagulación y, por tanto, están expuestos a un riesgo aumentado de ictus u otros embolismos y de hemorragias graves; un riesgo que es mayor cuanto más se aleja del rango de control de INR óptimo”.


Consulta la encuesta completa

Día Mundial del Ictus (29 de octubre). Importante papel de los nuevos anticoagulantes orales en la prevención

En España se produce una muerte por causa de ictus cada 15 minutos. Es la segunda causa de muerte global y la primera en la mujer en la población española. Además, representa la causa más importante de invalidez o discapacidad grave a largo plazo en adultos y la segunda causa de demencia, según ha señalado, con motivo del Día Mundial del Ictus, la Red ‘La salud del paciente, por delante, que explica cómo el tratamiento anticoagulante es vital para disminuir el riesgo de complicaciones tromboembólicas en el paciente con fibrilación auricular (FA), la principal arritmia cardiaca y el segundo factor de riesgo más importante de padecer ictus (lo eleva en 4-5 veces).

Para el doctor Jaime Gállego, jefe del Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario de Navarra y miembro de la Red, los nuevos anticoagulantes orales han demostrado ser al menos tan eficaces (o en algunos casos incluso superiores) que los antagonistas de la vitamina k (la terapia clásica) en la prevención de ictus y embolia sistémica en los pacientes con FA no valvular, “con un mejor perfil de seguridad, especialmente con un menor riesgo de hemorragias intracraneales”.


Para más información

ANTICOAGULACIÓN ¿QUÉ HA CAMBIADO EN UN AÑO?

Presentación del Informe Situación de la Anticoagulación en España 2014: Acceso, calidad de vida y retos de Atención Sanitaria que reciben los pacientes anticoagulados

Con motivo de la celebración de su primer aniversario, la Red La salud del paciente, por delante, mantuvo una reunión de trabajo fruto de la cual se hace público el informe Situación de la Anticoagulación en España 2014: Acceso, calidad de vida y retos de Atención Sanitaria que reciben los pacientes anticoagulados. “Lejos de mejorar la situación en este último año, la anticoagulación se ha situado en una posición inmovilista y tendente a una restricción aún mayor que hace un año”, asegura el doctor José Ramón Juanatey, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y coordinador de la Red, “En este sentido, -asegura Juanatey- las barreras de acceso a los nuevos anticoagulantes por parte de los afectados no han disminuido, haciéndose patente un acceso deficiente a los nuevos anticoagulantes por parte de los pacientes y una notoria inequidad en el acceso a dichos fármacos”.

En este sentido, el doctor José María Lobos, coordinador del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFyC) y coordinador de la Red La salud del paciente, por delante, indica que los médicos de AP “encuentran, hoy por hoy, serias dificultades a la hora de prescribir libremente los nuevos anticoagulantes, debido al marco legal existente y las diferencias existentes entre provincias”. Algo contraproducente según este experto, que asegura que “nada ha cambiado en este último año trabajo, ni siquiera con la entrada en vigor del Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT) UT/V4/23122013, que recoge claramente las indicaciones en las que se deben utilizar los NACO como alternativa a los ACO clásicos, de acuerdo a criterios de evidencia científica, eficiencia y sostenibilidad en el ámbito del sistema nacional de salud”.

Sin embargo, estas recomendaciones no se están cumpliendo por diversas razones, entre ellas, el hecho de que en la práctica clínica existen deficiencias en la identificación de los pacientes que cumplen criterios de “prioridad”, lo que supone una pérdida de oportunidad para proporcionar el tratamiento con la mejor relación beneficio/riesgo en el caso de los pacientes “prioritarios”, y la existencia, en algunas comunidades autónomas, de criterios adicionales y heterogéneos complementarios a las recomendaciones del IPT que podrían desviarse de los objetivos del documento.

Claves y retos en anticoagulación

Según el informe de la Red, las características que mejor definen la situación del acceso a los nuevos anticoagulantes en España, un año después de la creación de la Red, son: las barreras de acceso a los nuevos anticoagulantes por parte de los pacientes, que no han disminuido, y en segundo lugar, “el acceso deficiente a los nuevos anticoagulantes por parte de los pacientes y la inequidad en el acceso”. En este sentido, los miembros de la Red coinciden en destacar la necesidad de implicar al profesional sanitario. En palabras del doctor Jaime Masjuan, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y miembro de la Red, “los profesionales debemos estar implicados en el conocimiento de los IPT y la posibilidad de prescripción de cada comunidad o provincia, de modo que se haga llegar al paciente la mejor opción terapéutica posible”.

Los expertos han definido seis claves para mejorar el acceso a los nuevos anticoagulantes, en primer lugar, sería necesario denunciar las inequidades existentes dentro del territorio nacional y abogar desde la profesionalidad por eliminar estas injustificadas barreras. Sería también imprescindible, que los profesionales sanitarios implicados en el tratamiento de estos pacientes, aplicasen de manera estricta y correcta los criterios marcados con respecto a los pacientes prioritarios. Eliminar visados o al menos que los criterios de éstos sea homogéneo en todo el país y para todos los pacientes. Y, por último, formar a los profesionales sanitarios en la eficiencia y evidencia de los nuevos anticoagulantes, al tiempo que se informa al paciente sobre dichos criterios y su derecho a acceder al mejor tratamiento posible.

En relación a los retos marcados en anticoagulación, la Red expone que “los pacientes prioritarios han de tener acceso a los nuevos anticoagulantes como manera de revertir la situación actual que indica que uno de cada tres pacientes no está bien anticoagulado con su tratamiento clásico. “En segundo lugar, se propone el cumplimiento estricto del IPT, un mejor acceso desde el punto de vista de la equidad nacional y de la rapidez con que los pacientes prioritarios acceden al tratamiento óptimo para su salud y calidad y de vida, como ya sucede en otros países de nuestro entorno”, añade el doctor Lobos.

La inequidad sigue siendo un problema en la anticoagulación

“Es exigible que exista equidad en el acceso a los NACO en todo el Sistema Nacional de Salud”, asegura el doctor Masjuan. “Actualmente, la prescripción está restringida en algunos niveles asistenciales y disciplinas médicas y no hay homogeneidad en la definición de los criterios de uso de inicio de tratamiento con NACO en las diferentes comunidades autónomas”, explica este experto. “La disparidad de recomendaciones induce a confusión y provoca una inercia terapéutica que favorece que se continúen usando los tratamientos clásicos, en detrimento de los nuevos, incluso en los pacientes que más podrían beneficiarse del cambio”, añade. En este sentido, enumera Masjuan, “en ocho comunidades autónomas, los médicos de Atención Primaria (AP) tienen limitada la prescripción de NACO, en las guías de seis servicios regionales de salud no se contemplan las indicaciones para el tratamiento con NACO incluidas en el IPT y en seis servicios regionales de salud, la definición de mal control de INR de la guía local difiere de la definición del Ministerio, mientras que en las guías de otros cinco servicios regionales de salud no se especifica la definición”.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), Luciano Arochen, asegura que es “incoherente e innecesario que algunas CC.AA. propongan sus propias recomendaciones cuando los criterios de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios han sido aprobados por el Consejo Interterritorial de Sanidad” y pone de manifiesto que “los diferentes procedimientos de acceso a los nuevos anticoagulantes orales publicados por ciertas comunidades autónomas, que excluyen la prescripción por parte de Atención Primaria, discriminan a médicos y pacientes”. Asegura que el Ministerio “debería garantizar la equidad en la prescripción en el conjunto del Sistema Nacional de Salud”, teniendo en cuenta que “la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud no debe basarse en criterios cortoplacistas y debe tener en cuenta la repercusión sanitaria, social y económica a más largo plazo”.

Consulta el informe completo

ENFERMERIA Y ANTICOAGULACIÓN, DOS GRANDES DESCONOCIDAS

ESTUDIO SOBRE EL CONTROL, SEGUIMIENTO Y CALIDAD DE VIDA DE LOS PACIENTES ANTICOAGULADOS

Casi la mitad de los profesionales de la Enfermería (el 42%) asegura no conocer los nuevos anticoagulantes orales pese a que el 51% reconoce tratar pacientes en terapia con estos fármacos. Sin embargo, el 73% de estos profesionales que trabajan con los nuevos anticoagulantes asegura que éstos han supuesto una mejora en la calidad de vida de los pacientes que son tratados con ellos, el 65,9% percibe una mejora en la adherencia al tratamiento y el 52,4% una mejor tolerabilidad con los NACO frente a los antivitamina K. Así se desprende de una encuesta realizada por el Consejo General de Enfermería (CGE) a iniciativa de Bayer a través de la Red La salud del paciente, por delante, realizada a 278 profesionales de este colectivo, cuya importancia radica, precisamente, en el importante papel que éstos juegan en el manejo del paciente anticoagulado.

“El colectivo de Enfermería en España es clave en la gestión de la asistencia de los pacientes anticoagulados, al ser estos profesionales sanitarios los que instruyen a los pacientes y sus familiares para que aprendan a gestionar su propia enfermedad”, indica Pilar Fernández, vicepresidenta del CGE.

“Las novedades terapéuticas que se han incorporado y la convivencia con los tratamientos cásicos disponibles invitan a una evaluación de la percepción y conocimientos que la Enfermería tiene sobre los mismos”, asegura Fernández. En este sentido, la encuesta revela que estos profesionales sanitarios perciben como principales obstáculos en la anticoagulación clásica las reiteradas visitas al centro de salud para el control de INR (en un 18,8%), tener que partir la pastilla (17,3%) o el cuidado con la alimentación en un 16,7% o las interacciones con otros medicamentos en un 15,9%.

Otra de las cuestiones que, en opinión de estos profesionales, preocupa a los pacientes anticoagulados tratados con antivitaminas K es el estricto cumplimiento horario en la toma del medicamento (30,9%) o el control del estrés y la ansiedad (en un 20,2%). De igual manera, refieren que las principales consultas que reciben giran en torno a qué hacer en caso de olvido de dosis (el 66,6%), qué fármacos pueden o no tomarse (el 59, 4%) o qué alimentos pueden comer (el 58%). “En general, cuestiones orientadas a cómo integrar el tratamiento en sus circunstancias vitales en su día a día”, asegura la vicepresidenta del CGE.

En relación a las emociones asociadas a los controles de INR, desde el punto de vista de los participantes, - asegura Fernández- “estos controles se perciben como algo rutinario, que los pacientes han incorporado en sus vidas”. Dentro de este ámbito, en una escala de 1 a 5, siendo 5 “muy de acuerdo”, los pacientes sitúan en un 3,40 un estado de ánimo tranquilo, ya que se trata de un control rutinario, mientras que el hecho de encontrarse nervioso por si no está en rango obtiene una puntuación de 3,38. ‘Incómodo por tener que acudir al control de forma periódica’ es puntuado con un 3,16, mientras que ‘preocupado por tener que desplazarse al centro de salud/hospital’ es puntuado con un 2,92.

Consulta la encuesta completa

Presentación del Informe Jurado Popular en el trascurso de un desayuno informativo de Europa Press

La agencia de noticias Europa Press cuenta con una larga trayectoria en la organización de foros informativos que se han convertido en un referente nacional para el análisis de la actualidad de diversas áreas, como salud, actualidad política o economía. Por este motivo, la Red ha considerado oportuno presentar el Informe ‘Jurado Popular: dilemas en anticoagulación’ en un Desayuno Informativo en el Hotel Villamagna de Madrid, al que se han invitado, además de a los miembros de la propia Red, a medios de comunicación, sociedades científicas y otras instituciones y organizaciones representativas del sector, autoridades sanitarias, asociaciones de pacientes, etcétera.

CEl contenido abordado en la reunión resultó equilibrado y de alto nivel para los asistentes, en que el debate sobre los temas tratados resultó de interés.Se plasmó el problema que plantean las inequidades “no justificadas” en el acceso a éstos fármacos, así como el hecho de que menos de un tercio de los pacientes “prioritarios” que deberían recibirlos los esté tomando.

Entre el público asistente, un centenar de personas, hay que que destacar la presencia de Belén Prado, viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Jesús Ramírez, subdirector general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud, o Mercedes Martínez Vallejo, consejera técnica de la Subdirección General de Calidad y Medicamentos del Ministerio de Sanidad, entre otras personalidades relevantes del sector.

Por supuesto, también han asistido miembros de la Red, como Luciano Arochena, presidente de Feasan; Carmen Aleix, presidenta de FEI, el doctor Francisco Fernández Avilés, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, o los coordinadores de la Red, los doctores José María Lobos y José Ramón González Juanatey. Además, han acudido al evento alrededor de una decena de medios de comunicación.

El debate y turno de preguntas han sido también de interés para los asistentes y han girado en torno a la falta de equidad en el Sistema Nacional de Salud, la importancia de incorporar a éste la innovación o la “exigencia” de cumplir con las indicaciones recogidas en el Informe de Posicionamiento Terapéutico del Ministerio de Sanidad.

Veredicto del Jurado Popular: dilemas en anticoagulación

Lectura del veredicto provisional realizado tras la reunión de expertos organizada por la Red “La salud del paciente, por delante”, que tuvo lugar el pasado 23 de enero de 2014, en la Real Academia Nacional de Medicina en Madrid.

Si deseas consultar el documento completo de conclusiones puedes hacerlo aquí.

Entrevista al Dr. Castro Beiras

Jurado Popular: dilemas en anticoagulación

Las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad respecto a la utilización de los nuevos anticoagulantes orales no se están cumpliendo en algunas comunidades autónomas, lo que está generando “inequidades no justificadas” en el Sistema Nacional de Salud en el acceso a estas terapias innovadoras. Así se desprende del documento Informe Jurado Popular: dilemas en anticoagulación, que la Red “La salud del paciente, por delante” ha presentado hoy en Madrid, en el curso de un Desayuno de Europa Press.

El documento de este ‘Jurado Popular’, presidido por el doctor Alfonso Castro Beiras, jefe del Servicio de Cardiología del Área del Corazón del Complexo Hospitalario Universitario de a Coruña; y compuesto por Julio Sánchez Fierro, abogado y miembro de la Asociación Española de Derecho Sanitario; Cristina Avendaño, presidenta de la Sociedad Española de Farmacología Clínica; Alejandro Toledo, presidente de la Alianza General de Pacientes, y José Luis de la Serna, director del Área de Salud del periódico El Mundo, es fruto de una jornada de trabajo, en la que expertos de diversas especialidades médicas, asociaciones de pacientes y representantes de las Administraciones sanitarias estatal y autonómicas abordaron diversos dilemas en torno al paciente anticoagulado, analizando su situación desde un punto de vista clínico, profesional, económico e incorporando la visión del propio paciente.

Te animamos a consultar el informe completo

Puedes seguir al completo el debate que mantuvo el Jurado Popular el 23 de enero de 2014 en la Real Academia de Medicina. (videos)

Jurado Popular: dilemas en anticoagulación

La actividad de la Red ‘La salud del paciente, por delante’ no se detiene y sigue trabajando en beneficio de los pacientes. Nacida bajo la premisa de generar espacios de discusión para que los profesionales y los pacientes puedan aportar desde distintas perspectivas la importancia de garantizar la salud y la calidad de vida de los pacientes anticoagulados, la Red celebró, el pasado 23 de enero, el Jurado Popular: dilemas en anticoagulación, con el objetivo de poner de manifiesto la situación actual por la que atraviesa la anticoagulación y cómo garantizar la accesibilidad de los pacientes a los nuevos tratamientos teniendo en cuenta los criterios de eficacia y coste-efectividad.

Estas son las propuestas de la Red “La salud del paciente, por delante”

Existe una importante capacidad de mejora en la calidad del tratamiento anticoagulante que se ofrece actualmente a los pacientes y, en consecuencia, en la prevención del ictus u otros embolismos.

Por ello:

Reclamamos el reconocimiento de los NACO como una innovación terapéutica de gran valor por su elevado beneficio clínico en términos de cantidad y calidad de vida. Suponen un gran avance para el paciente no bien controlado con la terapia clásica, así como para el paciente con ictus previo en prevención secundaria y representan una aportación coste-efectiva para el sistema sanitario.

Recomendamos desarrollar un consenso a la hora de definir un método homogéneo y válido de control de la anticoagulación aplicable de manera uniforme en todas las CC.AA., ya que la calidad de la anticoagulación no puede verse mermada a consecuencia del marco regulatorio local.

Consideramos que, en pro de una prescripción comprometida con la calidad de vida de los pacientes anticoagulados, las sociedades científicas deben profundizar en la correcta formación de los profesionales en la mejora de la calidad de los tratamientos; los profesionales deben prescribir la terapia anticoagulante más indicada (más apropiada bajo el conocimiento científico) a los pacientes dentro del margen que otorga el actual marco regulatorio; y los pacientes, apoyados por los profesionales sanitarios (médicos y enfermería), deben participar en la gestión de su enfermedad a través de programas de educación para la salud.

Te animamos a ADHERIRTE a nuestra propuesta


Madrid acoge el Think Tank ‘Por un tratamiento razonado y comprometido con el paciente anticoagulado’ impulsado por la Red ‘La salud del paciente, por delante’

20 expertos de distintas especialidades se reunieron en Madrid el 30 de septiembre de 2013 en el Think Tank (foro de debate) ‘Por un tratamiento razonado y comprometido con el paciente anticoagulado’. En esta reunión se abordaron los retos actuales del paciente anticoagulado respecto a su medicación, con el objetivo de articular espacios de análisis y discusión, acercar posturas en busca de la mejor práctica clínica en beneficio del paciente y generar materiales de interés que tengan como consecuencia impulsar el tratamiento razonado y comprometido con estos pacientes.

participantes think tank

Como resultado de dicho encuentro los participantes demandan “el reconocimiento de los nuevos anticoagulantes como una innovación terapéutica de gran valor por su elevado beneficio clínico en términos de cantidad y calidad de vida”, ya que “suponen un gran avance para el paciente no bien controlado con la terapia clásica, así como para el paciente con ictus previo en prevención secundaria y representan una aportación coste-efectiva para el sistema sanitario”.

Estos expertos, entre los que se encuentran cardiólogos, neurólogos, hematólogos, médicos de familia, geriatras, farmacólogos, profesionales de enfermería, decisores y pacientes, recomiendan “desarrollar un consenso a la hora de definir un método homogéneo y válido de control de la anticoagulación aplicable de manera uniforme en todas las CC.AA., ya que la calidad de la anticoagulación no puede verse mermada a consecuencia del marco regulatorio local”.

Think Tank

Así mismo, consideran que para lograr una prescripción comprometida con la calidad de vida de los pacientes anticoagulados, “las sociedades científicas deben profundizar en la correcta formación de los profesionales en la mejora de la calidad de los tratamientos”. Por su parte, “los profesionales deben prescribir la terapia anticoagulante más indicada (más apropiada bajo el conocimiento científico) a los pacientes dentro del margen que otorga el actual marco regulatorio”. Y, por último, “los pacientes, apoyados por los profesionales sanitarios (médicos y enfermería), deben participar en la gestión de su enfermedad a través de programas de educación para la salud”.

think tank2

Por último, los expertos concluyen “que es imprescindible optimizar la innovación y el valor que aportan los NACO en el tratamiento anticoagulante. El retraso del inicio del tratamiento con un NACO en los pacientes prioritarios representa una pérdida de oportunidad para la prevención con potenciales consecuencias dramáticas para el paciente, la familia y la comunidad”, por lo que consideran vital “esforzarnos para lograr que los NACO se incorporen progresiva y adecuadamente sin más demoras injustificadas en la práctica asistencial dado que la salud de nuestros pacientes está por delante”.